El mueble de madera maciza en Fuenlabrada y Toledo es un mueble que como su propio nombre indica no está hecho de aglomerado, es decir, que se cogen los distintos tipos de árbol ya sea roble, cerezo, pino, haya etcétera y de este tipo de árbol se realiza la construcción de estos muebles sin pasar por la destrucción y mezcla de los distintos tipos de madera y papel para conseguir la pasta de aglomerado.
Estamos hablando por lo tanto de unos muebles de madera maciza en Fuenlabrada y Toledo que respetan las propiedades originales de la madera de estos árboles, es decir la dureza, la flexibilidad, la resistencia a la humedad, etcétera.
Los muebles de madera maciza son más difíciles de fabricar que los de aglomerado por la razón de que son necesarios los árboles originales de la madera que elijamos y los profesionales que los construyen tienen que ser entrenados en este proceso de fabricación que es distinto al de otro tipo de muebles.
Esto no quiere decir que los

muebles de madera maciza sean de menos calidad, en realidad, es todo lo contrario. Este tipo de muebles suelen durar muchos años más que los muebles de aglomerado.
Además, su imagen es más vistosa que el de el otro tipo de muebles. En realidad, cuando hablamos de muebles de madera maciza en Fuenlabrada, estamos hablando de un tipo de muebles de alta calidad y con un proceso de fabricación que cumple los más altos estándares de calidad en su fabricación y en su acabado.
Si usted tiene alguna vez la oportunidad de visitar una fábrica de muebles de madera maciza podrá contemplar el proceso de fabricación y entonces se dará cuenta del trabajo necesario para fabricar este tipo de muebles, empezando desde el diseño.
Como se puede imaginar es un proceso parecido al del diseñador de modas en el sentido en que todos los años es necesario sacar una colección nueva con la dificultad que esto conlleva.
Tenemos que tener en cuenta que todos los años hay que tratar de innovar y sacar algún tipo de mueble de madera maciza en Fuenlabrada de nuevo diseño.
Esto no solo es difícil debido a que no siempre tenemos las mismas existencias de madera disponibles, sino que además tenemos que tener en cuenta las tendencias del mercado en cada momento, lo que supone una dificultad añadida.
Sin embargo, siempre tratamos de realizar el diseño de los muebles de madera maciza de la manera más profesional posible.
Una vez tenemos el diseño en mente llega la hora de plasmarlo en un plano. Es en este momento cuando el diseñador debe consultar con los profesionales de la fábrica para ultimar los detalles en los acabados y cerciorarse de que se dispone de las herramientas y maquinaria necesarias para la construcción de los muebles de madera maciza.
En ese momento se trasladan los planos una vez realizados a la fábrica, dónde se procede a la construcción de un primer prototipo en el que se podrán hacer las modificaciones que sean necesarias hasta conseguir el nivel de acabado deseado.

Una vez terminado el prototipo y subsanados todos los errores que pudiera tener, se autoriza su fabricación en producción. En ese momento hay que configurar todas las máquinas de la fábrica con las medidas del mueble nuevo y una vez hecho esto se procede a la fabricación de las primeras unidades de prueba.
Que sean de prueba no quiere decir que sean malas en absoluto, sino que simplemente son las primeras unidades fabricadas y se suelen destinar a las exposiciones de las tiendas de la marca.
Cuando algún cliente compra cualquiera de los muchos muebles, se traslada la orden de fabricación a la fábrica y en el menor tiempo posible se construye el mueble y se transporta a su destino final. Es allí donde si es necesario proceder a su montaje. Se realizará este por operarios expertos en estas lides.
Me gustaría comentar un par de cosas relacionadas con los muebles, y más concretamente con la madera maciza en general.
La cuestión es que para fabricar este tipo de muebles en concreto es necesario buscar la madera, es decir la materia prima, que normalmente no se encuentra o no tiene por qué encontrarse en la zona donde se halla la fábrica.
Esto quiere decir que se hace necesaria una labor previa de búsqueda y localización de partidas de madera maciza del tipo necesario para la fabricación de los muebles muchas veces incluso fuera de España.
Esto conlleva un encarecimiento del precio final del mueble, pues puede darse la circunstancia de que el tipo de madera necesaria justo ese año se halla en una producción baja lo que encarece su precio.
Aún así el fabricante de muebles necesita adquirir esas partidas de madera y trasladarlas a la fábrica según sea necesario.
La fabricación de muebles tiene en cuenta diversos factores hasta ver el mueble terminado. Uno muy importante es el nivel de detalle en el acabado.
Para este menester los ebanistas dedicas mucho tiempo al acabado del mueble a mano para que no tenga ningún error y el cliente no lo devuelva.
Este compromiso con la calidad hace que los muebles sean unos muebles que le pueden durar para toda la vida.
Creo necesario también señalar que los lacados y barnizados de los muebles se realizan con los mejores componentes con la más alta calidad respetuosa con el medio ambiente.
Cómo elegir el mueble perfecto para su casa es una labor que puede resultar muy estresante para el cliente debido a que existen multitud de modelos para cada temporada, pero usted quiere mantener este mueble en su casa seguramente por muchos años.
Por este motivo hay que tener especial cuidado en la elección de los muebles.
Cuando usted entra en la tienda y se pone a contemplar la inmensa cantidad de muebles de madera maciza en Fuenlabrada y Toledo que hay en la exposición seguramente le entran muchas dudas porque usted venía con una idea en su mente pero al ponerse a contemplar la variedad de muebles disponibles puede resultar que no encuentre ninguno acorde con su idea o quizá Descarte esa idea previa en favor de algunos de los modelos que está viendo en ese momento.
Por eso debe considerar unas cuantas ideas para elegir con total garantía su futuro mueble:
No obcecarse en una idea fija. Estar abierto a nuevas propuestas.
Pensar que va a ser un mueble que va a durar muchos años y no queremos elegir un estilo que pase de moda al poco tiempo.
Armarse de paciencia hasta elegir el mueble perfecto para usted.